Basílica María Auxiliadora y parroquia San Carlos Borromeo

A fines del siglo XIX la zona porteña de Almagro experimentaba un marcado crecimiento poblacional y edilicio. Frente a esa situación, la congregación salesiana, que tenía bajo su responsabilidad la parroquia de "San Carlos", planteó la necesidad de construir un nuevo templo que sirviera para mejorar la atención espiritual de los vecinos.


El padre José Vespignani, inspector salesiano y párroco de San Carlos, anunció el 1° de abril de 1899 la construcción del nuevo templo en honor al Sagrado Corazón de Jesús y de María Auxiliadora.

La piedra fundamental del nuevo templo se bendijo y colocó el 24 de junio de 1900, siendo presidida la celebración por  monseñor Juan Cagliero y el internuncio, monseñor Antonio Sabatucci.

Los padrinos fueron el entonces presidente de la Nación, Julio Argentino Roca, y la señora Teodolinda Fernández de Alvear.

El diseño de la Basílica y dirección de la obra le fue encargada al padre salesiano Ernesto Vespignani, arquitecto y hermano del padre inspector, que llegó especialmente desde Turín.

El padre Vespignani ideó un templo que cumpliera con la finalidad de recibir a los numerosos fieles que asistían, pero también a los cientos de alumnos del colegio Pío IX, anexo al mismo.

La Basílica fue solemnemente inaugurada el 24 de mayo de 1910, fiesta de María Auxiliadora, a quien se dedicó el altar-camarín, oportunidad en la que formó parte del "Homenaje popular al Centenario Patrio".

El templo
La basílica consta de tres niveles (planta central, galerías superiores y cripta) y una superficie de 1.800 metros cuadrados. Responde al estilo ecléctico, posee materiales originales de un valor artístico incalculable y está en un lugar emblemático de Almagro, al punto tal que es el símbolo central del escudo barrial.

La importancia que tuvo el templo desde su origen -tanto para la vida de la Iglesia como para la historia nacional- hizo que Pío XII lo elevara a la categoría de Basílica en 1942.

En 2006 la Basílica fue declarada "de Interés Histórico y Cultural de la Ciudad de Buenos Aires" por la Legislatura porteña.

Su notoriedad e importancia radican en su gran valor histórico cultural, y en que representa un lugar de encuentro para la "Familia Salesiana" de Almagro y de todo el país.

Miles de peregrinos provenientes de las distintas obras que los salesianos han sembrado en la Argentina desde su llegada en 1875 se acercan a la Basílica para rezar y honrar a María Auxiliadora, guía de la Obra de San Juan Bosco y cuya imagen fue bendecida por él mismo.


Francisco
La parroquia San Carlos Borromeo y basílica de María Auxiliadora, en Buenos Aires, era ya famosa por contar entre sus feligreses a Carlos Gardel y al beato Ceferino Namuncurá, pero ese detalle quedó superado por este otro: aquí es donde el papa Francisco fue bautizado


Como muchos otros descendientes de inmigrantes italianos, Jorge Mario Bergoglio recibió el primer sacramento el día Navidad de 1936 en esta iglesia de Almagro,  la misma en la que, a principios del siglo XX, cantó un Carlos Gardel niño como parte de un coro, tal como se recuerda en una placa.

Fue allí donde también tomó su primera comunión en 1898 Ceferino Namuncurá y cuyo altar en este templo fue bendecido por el ahora Papa en 2007 cuando era arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de Argentina.

Cuando se cumplieron los 70 años de su bautismo, la iglesia colocó en el baptisterio un pequeño cuadro con la copia del acta del libro parroquial que registra la administración del sacramento. Allí se puede leer que Jorge Mario, hijo de Mario Bergoglio y Regina Sívori, apadrinado por Francisco Sívori y Rosa Vassallo de Bergoglio, fue bautizado por el padre salesiano Enrique Pozzoli, que luego sería su director espiritual.




No hay comentarios: